miércoles, 19 de mayo de 2010

HISTORIA


Después de dos años la paz había vuelto a las colonias mágicas. Poco a poco fueron llegando sus antiguos moradores y en un breve lapso acomodaron todo lo que el general Ruperto había destruido.

Nadie parecía querer recordar a ese robot tenebroso y despiadado. Sin embargo, no pasaba un solo día que no se conmemorara la gran odisea de los 10 hechiceros que salvaron al mundo mágico de las garras ambiciosas de Ruperto y sus monstruos asesinos.

Los nombres de los 10 mejores magos y El Libro de las Profecías Eternas, era lo más respetado y admirado en las colonias, y no había hechicero en el mundo que no se sintiera agradecido. Por ello, los cinco cabos, Julián, Federico, Tomás, Rodrigo y Emmanuel; los dos sargentos, Luis y José; los 2 generales, Esquiper y Tiago, junto a Jeremy, el comandante, llegaron a ocupar los cargos más importantes del mundo mágico.

Preservar la paz, el bienestar y la unidad de las colonias mágicas, es ahora la nueva misión de los diez mejores…

CAPÍTULO UNO: RUPERTO VOLVIÓ


La vida en las colonias transcurría normalmente.
Sus habitantes disfrutaban del trabajo cotidiano y muy pronto retornaron las risas, los cantos y la alegría.
Sin embargo, un aroma agrio y pestilente llegaba desde las colinas bajas. Nadie parecía notarlo, pero hasta el observador más distraído podía darse cuenta que se divisaba una espesa bruma rojiza más allá del horizonte.

Un halo de misterio asechaba a las colonias mágicas y todo permanecía tranquilo, como si la paz conquistada durara para siempre.

Ruperto había vuelto y nadie, ni siquiera los diez mejores, habían imaginado esa posibilidad.

El general Ruperto, mucho antes de la batalla final, había construido un monstruo y lo había programado para que lo reconstruyera en caso de no sobrevivir al ataque.
Para esto, Ruperto había cargado en un CD toda su memoria y el monstruo, lo único que debía hacer era armarle un cuerpo nuevo y descargar toda la información en él.

Y así lo hizo.

Ruperto volvió con mucha sed de venganza contra los diez mejores. Su misión era destruirlos uno por uno. Y como nadie sabía de su regreso, tuvo el tiempo suficiente para ir, de a poco, haciéndose un ejército.

Finalmente su ejército estaba listo. ¡¡Un millón de monstruos!!

-¿Quién de los hechiceros caerá primero?- Preguntó Ruperto, y una risa malévola se escuchó a kilómetros y kilómetros a la redonda… JUA-JA-JA

CAPÍTULO DOS: LOS PRIMEROS QUE CAEN


Ruperto, totalmente cambiado intercepta al cabo Julián retándolo a luchar. Julián, que no sabe que es Ruperto, acepta el reto. No pasa mucho tiempo. Julián está casi muerto. Ruperto también tiene magia, porque en su memoria lleva los poderes de cinco magos que mató. No es muy poderosa, pero más que la de Julián sí… y con el conjuro BURBLUU-TUBLU-JUS encierra a Julián en una burbuja anti-magia y se lo lleva al cuartel.

Ruperto dice: - ¡UNO MENOS. JUA-JA-JA!

A la madrugada siguiente, intercepta al cabo Federico, pero esta vez, directamente lanza un hechizo: TEDUR-TEDUR-TEDUR-MISLUS, cuyo poder es hacer dormir a las personas. Federico es llevado a una cárcel en una cueva distinta. Así, las probabilidades de que los encuentren son mínimas.

CAPÍTULO TRES: A BUSCAR Y DESAPARECER


En las colonias, el grupo de los diez mejores comenzó a preguntarse por la ausencia de los cabos Julián y Federico, pero de ninguna manera se les ocurrió pensar que los podía tener Ruperto.

Los ocho magos salieron a buscarlos y se separaron para rastrillar bien la zona. El cabo Tomás y el cabo Rodrigo, que patrullaban las colinas bajas, fueron reportados como desaparecidos y esto, realmente preocupó a los otros seis magos, que se agruparon de inmediato para estudiar la situación.

Lo que ninguno podía saber o siquiera imaginar, era que el general Ruperto había regresado de las tinieblas a dos de sus viejos enemigos: Tariana y Mormónico. Éstos, habían capturado a los dos cabos y los tenían encerrados en dos cuevas distintas. Las instrucciones del macabro plan eran obedecidas al pie de la letra.

El general Ruperto estaba como loco y quería vencer, vencer y vencer. Tanto es así, que ordenó la captura inmediata de los otros seis.

Los seis magos seguían buscando a sus compañeros y nada. Volvieron a reagruparse en la montaña de Los Sentimientos y nada, pero no se dieron por vencidos, los encontrarían a pesar de todo y empezaron a pensar que alguien de Ruperto estaba detrás de todo. Un frío helado les caminó por la espalda, ellos corrían un gran peligro y lo sabían.

CAPÍTULO CUATRO: OTRO QUE SE VA


Los seis magos estaban muy preocupados porque era rarísimo que desaparecieran Julián, Federico, Tomás y Rodrigo. El comandante Jeremy pensó una estrategia para descubrir al responsable de tanto misterio, pero no funcionó. Sacrificó un soldado y ni siquiera pudo ver quien era el enemigo. Jeremy quedó muy mal pensando que por su culpa había desaparecido uno más de ellos. Nadie podía explicarse cómo el cabo Emmanuel se había evaporado delante de sus ojos sin que pudieran hacer algo para impedirlo.

La respuesta la tenía Ruperto, él vio al comandante Jeremy planear el ataque y desde donde estaba hizo desaparecer al soldado.

Una vez en la cárcel, Emmanuel recibió la visita de Ruperto, y éste, con el conjuro TOMANSMU-MUNCURACUA le robó sus poderes dejándolo convertido en un humano común y corriente.

Ruperto, luego de transferirse los poderes del cabo, volvió al cuartel, y junto a Tariana y Mormónico planearon el próximo golpe de efecto.
Ya habían acabado con los cabos, ahora irían por el sargento Luis. Entonces, para sembrar más miedo, mandaron al cuartel mágico una carta escrita con sangre que decía:


“EL PRÓXIMO QUE CAERÁ SERÁ LUIS Y DESPUÉS JOSÉ. JUA JA JA”

CAPÍTULO CINCO: LA PROMESA DE RUPERTO Y EL FUGITIVO.


Dos monstruos de Ruperto, llamados FLI-FLI-FLI-PON-TROX y YOYO-BOLD-JOOP, agarran a los guardias magos que protegían a los sargentos Luis y José e inmediatamente penetran en el lugar, Tariana y Mormónico.

Luis y José intentan avisar, pero era muy tarde porque los habían enviado al desierto Yapitu. Allí, todavía shockeados por la sorpresa, caen vencidos y enseguida son llevados a las cuevas destinadas para ellos.

En el cuartel, Ruperto, eufórico gritaba: ¡¡dos más y chau comandante y chau mundooooooooo. JA JA JA JA!!

En cambio, en el cuartel mágico, empezaban a sentir el peso de la derrota.

-Sólo quedamos 3- dijo el general Esquiper. Daría mi vida por saber quién es el villano.

-Yo puedo contestar, mi general, dijo una voz ronca y agitada detrás de él. Era Julián, el cabo, que había logrado huir de la cueva.

-¿Quién es??- Preguntó Tiago.

-Ruperto ha vuelto, dice Julián y ya no se puede hacer nada. Me tenían encerrado en una cueva y según lo que escuché, nos encerraron a todos en cuevas distintas.

-¿Pero cómo hiciste para escapar?- preguntó Jeremy.

-Me hice amigo del guardia y me liberó. Era un robot WARA-LARA-N-GUTA-FUN, de última generación, que se comporta como un ser humano y está presentando las mismas fallas. Él fue quien me dijo que a Emmanuel le han robado la magia.

-¡Maldito Ruperto! ¡¡Prepárate, te vamos a matar!!- gritó el general, fuera de sí.

En ese momento llega otra carta escrita con sangre que decía:

“Te escapaste Julián. Ahora nos llevaremos a Esquiper y a Tiago. Luego a ti, Julián y por último a Jeremy. Mañana es su día final.

Ah, olvídense de los hechiceros”

CAPÍTULO SEIS: ¿QUIÉN GANARÁ?


-Ya está, dijo Jeremy, ¡¡A luchar!!

Hicieron una reunión con los magos de los cuarteles más cercanos y se comunicaron, vía-pensamiento, con los otros magos de los cuarteles más lejanos.

El mensaje del comandante Jeremy sonó contundente:

-¡Hay que derrotar a Ruperto, sea como sea, de una vez y para siempre!

Y los ejércitos de magos comenzaron a prepararse para el ataque.

- Atención, este es el plan, gritó el comandante:

- Sector Este, Nº 1, 3, 7 y 8, protejan el desierto, Tiago vé con ellos.

- Sector Oeste, Nº 6, 5, 9 y 10, protejan las ciudades de Waralejara, Hiayandu y Joom-Joom.

- Sector Sur, Nº 1, 2, 3, 4, 5, 6, 9 y 10, ustedes, quédense a proteger los cuartes. 1 y 2 Sur, 2 y 5 Este, 4 y 6 Oeste, 9 y 10 Norte.

- Sector Norte, iré con ustedes a cubrir la zona donde escapó Julián. Ahí nos van a guiar a lo de Ruperto.

- Hechiceros de los cuarteles lejanos, vengan para acá, así van con el cabo Julián y el general Ezquiper a la Selva del Terror.

- El resto a la Montaña de Los Sentimientos.

- Camaradas ¡¡A ganar!!

Comenzó la movilización. El plan estaba en marcha.

Ruperto, que esperaba al ejército de Esquiper en la Selva del Terror, empezó a luchar ni bien llegaron.

Tariana y Mormónico acabaron fácilmente con ellos. Ruperto capturó al general Esquiper y se lo llevó.

-¡¡Quedan tres y no va a quedar ninguno!! Gritó Ruperto.

La noticia llegó rápidamente a los cuarteles mágicos. Ya todos estaban avisados de la gran derrota de Esquiper.

Tiago, sabía que sería el próximo y estaba preparado. Se concentró un momento para estudiar los pasos a seguir, en eso, todos en el lugar escuchan la misma voz: -¡Desde aquí se puede oler el miedo que sienten, ja ja ja ja!! Y en tan sólo algunos minutos, aparecieron miles de monstruos.

El ejército de Tiago lo defendió hasta el último aliento luchando salvajemente, pero todos murieron. Luego, Tariana se confundió de hechizo y desintegró a Tiago. Ruperto, muy furioso la mató sacándole el cuello. El traidor de Mormónico lo felicitó y le dijo que era lo mejor. Ahí mismo Ruperto lo mató.

-¡¡Idiotas!! Gritó ¡¡Púdranse!!

Llamó a sus mejores Robots TARIANA -2LASUE y MORMÓNICO-6ELRES, eran versiones idénticas de Tariana y Mormónico, pero mejoradas.

Jeremy y el Sector Oeste no habían llegado. Por un momento el comandante sintió miedo y decidió que el sector Oeste siga solo y él, permanecería oculto en una cueva para luego, una vez pasado el peligro, aventurarse en la Montaña de Los Sentimientos para buscar el Libro de las Profecías Eternas.

Mientras tanto, Ruperto había salido en busca del cabo Julián, éste no tenía tanto miedo porque había estado prisionero y conocía el terreno un poco mejor. Ruperto lo encontró y ciego de furia congeló a todo el ejército del cabo y se llevó a Julián.

A todo esto, el comandante Jeremy seguía escondido en la cueva, pero en el Sector Oeste había un infiltrado de Ruperto que informó la posición del líder.

Jeremy estaba escondido en una cueva del sector 9.659.3641 y un ejército de monstruos lo fue a buscar. Lo sorprendieron y se lo llevaron a otra cueva.

Desde ese momento, Ruperto fue el Rey del Mundo…


FIN



2010 Copyright Hecho por Marcos Mendiondo

Todos los derechos reservados.


Es obvio que esto no va a quedar así. Continuará………………….

Marcos Mendiondo

Ir Arriba